Papá, mamá, tengo que contaros algo… Los Reyes Magos sí existen

Los Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar concedieron 3 regalos al ñino Jesus: mirra, incienso y oro. Cuyo significado era un regalo que quisiera (supuestamente el niño Jesús), otro que que llevar puesto y uno que necesitara.

Claro está que el oro era lo que su modesta familia necesitaba. El incienso era un perfume para llevar y la mirra una especie con sabor a regaliz, algo que pudiese querer saborear.

Yo ya señalaba maneras de buen gusto ya desde que me dejaron escoger, a medida q crecía, siempre fijándome con lo mejorcito. Me llamaba la atención sólo un artículo de la misma línea… El más caro. Que no siempre significa que sea lo mejor, pero por lo general duros a cuatro pesetas no dan. Sin embargo, a veces lo mejor no se mide por la cuantía de Euros que alguien está dispuesto a pagar, sino por ser distinto, o una célebre persona, o distinguidos artistas y reconocidos, o no, diseñadores.

Cuando hacia patinaje artístico, de pequeña, me fijaba en los Numbers 1 del mundo. En los más grandes, los maestros de la pista. No patinaban, danzaban. No saltaban, volaban como pájaros.

Este sábado estaba viendo como Javier Fernández, un español, ganaba el campeonato del mundo de patinaje artístico sobre hielo y me cercioré, aún más si cabe, de ello. Yuzuru Hanyu quedó en segunda posición. Y en la tercera, Denis Ten. Estos 3 hombres me dejaron con la boca abierta. Hize como un flasback al pasado y pensé: ¡éstos son los reyes! Hacen magia con sus caprichosos saltos cuádruples y sus patines de cuchilla.

De arte a arte y de época a época, hoy me conquistan los reyes de la moda. Con sus manos (y las de unos cuantos más) manejan los delicados tules, brodan los estampados a mano, embecellcen las prendas con perlas y piedras como si fuesen vestidos destinados a los reyes. Y es que muchas veces, lo son. Vestidos de reyes para reinas.


El vestido de la foto es de Zuhair Murad.

Pero cabe decir que en su línea de fantasía de (la) corte y confección-que digo yo- Elie Saab y el español Óscar de la Renta nos dejan sin palabras y sin pulso de tanto derrochar amor y generosa delicia en sus custuras.

Por otro lado, mi rey favorito: Valentino, o el de nuestra Reina Leticia, Felipe Varela, también de nuestros aposentos. Ambos siguen otra línea más recta y acercándose a un estilo entre minimalista y burgués.

Y en la misma liga juega, con otro estilo, líneas rectas, sublimes volúmenes con volados volantes y  colores primarios, nuestro español Dabid Delfin (arriba). Como él, también conjugando con un estilo rebelde y juvenil Michael khors o el mismísimo Karl Lagerfield vuelve a reflorecer su plena juventud como si se lanzara en catapulta hacia ella. O simplemente, todos ellos dan rienda suelta al niño que llevan dentro.
Este año escribo mi carta a los Reyes Magos vía blog para innovar. Pero para guardar las costumbres prometo poner el zapato en el balcón para dar de comer y beber a los sedientos camellos con los que viajan los reyes, pues imagino que estarán exhaustos con su ardua labor de repartir los regalos, pasando casa por casa, y cumplir todos los deseos de cada una de nosotras.

Para este año yo pido 3 deseos, según el argumento de los 3 regalos de los Reyes Magos de Oriente al niño Jesus. Lo primero que quiero es la entrada a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid/IFEMA 2016. Y ésto es algo que lo quiero y lo he dicho y pedido por activa por pasiva y por todos los medios que més es posible. Solo me quedaba pedírselo a Sus Majestades. El segundo era algo para llevar puesto… Entonces, pido unos zapatos con unos tacones de infarto, pero llevaderos (para aguantar toda la MBFWM) y un bolso acorde (en caso de que mi Rey lo considere un conjunto). Y mi tercer deseo tiene que ser algo que necesite. Pues, para realizar toda la faena que supone acudir a la renombrada Cibeles y estar al pie del cañón sin perder pistón pido salud. Tarde o temprano, necesitaré unas merecidas vacaciones, a poder ser y por pedir que no quede, para escapar del frío invierno de la península… Lo que reconfortaría y mucho a mi salud. O sea, que el tercer deseo es un viajecito a Maldivas. Aunque a Punta Cana también me serviría…


… Siempre que fuese con este vestido de seda de Óscar de la Renta, ideado para la ocasión. ¡Claro!

Felices Reyes

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s