[Detalles de boda] Una boda DIY

Quando un@ se plantea organizar su propia Boda, pueden surgirle mil y una dudas o puede tenerlo todo muy claro y hacer todo lo que esté en su mano para que el día sea perfecto y quede un recuerdo tal y como lo había imaginado. Al menos, todo lo que esté bajo nuestro control como seres humanos.

Hoy en Detalles de Boda damos a conocer cómo es una auténtica celebración nupcial DIY (do It Yourself. O lo que significa: hazlo tu mism@). Digo auténtica porqué en ésta no faltó detalle alguno y todos fueron hechos a mano, uno a uno, por la misma artista, la novial y diseñadora multiciplinar, Alba Lahuerta.

Obviamente los vestidos tanto el suyo como el del novio fueron comprados, y las sandalias y algún que otro accesorio de los novios también eran de regalos provinientes todos ellos de la indústria de la moda.

 

 Vamos a ver al detalle. Lo primero que hizo la novia fue comprarse el vestido, que és de Pronovias. Y como ella es diseñadora, se puso manos a la obra en busca de una localización acorde con el concepto o idea que llevaba en mente, el Arte, la naturaleza y los más allegados. Encontró un hotel Arte donde celebró la boda civil y la celebración duró todo el fin de semana en la estancia del hotel La Demba.

Ella escojió el color amarillo como motivo de representación de los conceptos. Y lo empleo en la decoración floral del ambiente, en la corbata del novio e incluso en la pajarita de su mascota, Otto. La pajarita de confección propia. Hay que decirlo. Se le dan bien las manualidades y las Artes y lo supo aprovechar. 

albalah_boda22

 

albalah_anells

El porta anillos brodado a mano

albalah_arracades

Pendientes vintage de Tous

albalah_centres_1-

centros de mesa

albalah_centres_2albalah_centres_3albalah_centres_4albalah_detall_1albalah_detall_1balbalah_detall_2albalah_detall_3albalah_detall_4albalah_flors_2
albalah_flors

Deciración del comedor del Hotel

albalah_Ottoalbalah_ram+cosmeticsalbalah_Regalsalbalah_sabatesalbalah_Vestit

El hotel se encuentra rodeado de naturaleza y por ello optó por unos centros de mesa compuestos por base de tronco de árbol con un asamblage de vegetación salvaje, justificado con la misma tela de saco que en el porta anillos, aludiendo al Arte Póvera, realizado con materiales de la naturaleza y de la vida sencilla.

De echo el mismo hotel está diseñado con el concepto DIY, el cual implica muchas horas de dedicación, cariño y constancia. 

Pues lo que me gustó de esta exclusiva boda, fue el contraste entre los estilos entre sí: el Arte Póvera, el vintage y el punto de sofisticación de realizar un boda de más de un día de duración, al puro estilo griego. Además contrastaba el vestuario, que bien podría haber servido para un boda convencional o típica, con todos los detalles que ella misma hizo, dándole este toque natural y especial, que la distinguieron de todas las demás.

Y en esta última galería hemos visto todo el diseño gráfico que empleó para dar el toque final al estilo DIY. Para mí que sólo lo podría haber hecho así ella misma, porqué lleva mucho bagaje en diseño gráfico y conceptual. Y se nota. Se aprecia ya cuando recibes la invitación para ir a la boda, que es de lo más creativa y ya emplea las hojitas de árbol de té como leit motive de lo que se avecina. Y luego ya en cuando entras al hotel, lo ves todo preparado en tonos vegetales amarillos, verdes y blancos. Y sigues… En la ceremonia del casamiento, fijándote en el ramo de la novia, customizado con efectos personales, y siguiendo la línea del color… Y un@ se vas dejando llevar por una agradable sensación de lógica y emoción gestionadas al milímetro. Pero la cosa aún continúa. Al sentarnos en la mesa, veías todo el trabajo creativo, la pasión y el enfoque de la boda con las minutas y todos los detalles que se repartieron. Todo cobraba cada vez más significado. A las mujeres nos regalaron un precioso abanico amarillo troquelado de madera, porqué en la zona se preveía mucho calor… Sin embargo éste factor no lo pudo diseñar a su gusto, pues ella quería la cerimonia delante del pantano de Abizanda. Las condiciones climáticas, pusieron a prueba a la novia y a los responsables del hotel y rápido y sin nosotr@s darnos cuenta, habilitaron la sala del Arte como escenario para la ceremonia.

Y para finalizar. Se inventó un fotocall muy original con chuches y chocolates envueltos en paquetería, customizados en la misma línea con papel póvera y la gráfica del evento. Pues nos sorprendió con una Polaroid de fotos instantáneas que nos íbamos sacando las familias invitadas con los novios y por separado (algo de desmadre nos vino estupendo después de la comida y el vino..). La boda fue tan DIYque ¡sólo le quedaba hacerse ella misma las fotos! Que ya hubiese sido demasié…

Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Hasta la semana que viene!

Besos de amor!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s